Social Head

     
977 245 380 / 667 578 553
Salut Holos Tarragona

Idioma

Meditación

IMG_1983 còpia.jpg

Todos los lunes meditación dirigida a 19:30h. (Actividad gratuita)

La meditación es un espacio para poder detenerse y darse cuenta de lo que está pasando en nuestro interior. Una vez paras puedes observar en qué actitud vives lo que estás viviendo, y te permite tomar decisiones respecto a muchas cosas.

Es simplemente el ejercicio de estar presente, observando sin juicios.

La meditación nos permite abrir el espacio necesario para ver con mayor claridad.

Como estás mucho más sereno, y estás más centrado, las ideas fluyen.

Meditar es parar, para actuar, y no dejarse llevar por la inercia de la vida.

La meditación crea un firme eje desde donde nos abrimos a las dimensiones sociales y trascendentes.

Gran parte de los trastornos emocionales y físicos son alimentados, incluso producidos por el estrés y la ansiedad. Regalarnos unos minutos de calma al día practicando meditación, nos ayuda a superarlos.

Esta carga está depositada en nuestros pensamientos en forma de creencias y prejuicios, en nuestras emociones como afecciones y miedos, y en nuestro cuerpo físico, como bloqueos y disfunciones. Todos estos equilibrios están interrelacionados.

La práctica de la meditación nos ayuda a ser conscientes en estos procesos internos. Simplemente observamos lo que nos ocurre interiormente, sin responder, sin aplicar soluciones preconcebidas, abriendo una puerta, descorre el velo que nos separa de "estar bien" sentir como realmente somos. Esto tiene un efecto curativo, liberador, en nuestra vida. Nos hace sentir y relacionar mejor con nosotros mismos y con nuestros compañeros de viaje en la vida. Para ello necesitamos quietud y silencio en nuestra mente.

No hay objetivos. Sólo somos un ser que respira, nada más. No queremos nada, no buscamos nada. Recuerda: "Llega sin avisar, llega sin buscarlo." A medida que avances en tu práctica ves observando los intervalos entre inspiración y espiración. Los silencios entre pensamiento y pensamiento. La calma entre tensiones. Una presencia tranquila que crece y crece sin que tú hagas nada, nada más que respirar. Esta es la puerta, deja que se abra. No tienes nada que perder, no hay nada que temer. Todo está bien.

La meditación colectiva es un castillo que protege a todo aspirante, tanto al novato como al veterano. La meditación colectiva intensifica la energía de cada miembro del grupo, mediante el invisible intercambio vibratorio del magnetismo colectivo.

MEDITACIO2.JPG

Resultados:

No se buscan, se encuentran como resultado de un práctica. El resultado no es imaginativo sino existencial, de paz y profunda alegría que inunda el corazón. No hay que ser impaciente, pues no hemos aprendido aún a tener el hábito de meditación. La regularidad en la práctica nos llevarán a vivir el presente aquí y ahora.

"En la silenciosa quietud de la mente surge lo que es eterna belleza. Llega sin avisar, llega sin buscarlo. Sin el ajetreo del reconocimiento ". (J. Krishnamurti)

Durante la meditación dejamos de poner la atención en las sensaciones que producen los sentidos y nos concentramos en el interior. Hacemos un espacio para el silencio. El resultado es una experiencia de paz, amor, alegría en el corazón y una serenidad en el vivir.

TÉCNICA:

Preparación:

  • Lugar: Tranquilo sin ruido. Coger el hábito de hacerlo siempre en el mismo lugar, así se crea una energía que favorece la meditación.
  • Ejercicios preliminares: Es bueno hacer algún ejercicio físico o asanas para sacar tensión en el cuerpo y ponerlo apto para la meditación. También cuando puedas es bueno bañarte antes.
  • Postura: Sentado en una silla, que los pies toquen el suelo o si es cómodo para ti puedes hacerlo sentado sobre un cojín en el suelo,  con las piernas cruzadas.
    Columna recta, pecho fuera, hombros atrás, barbilla adentro, las manos descansan sobre los muslos cerca del tronco, abdomen relajado y hacia adentro. Ojos cerrados dulcemente.
  • Respiración: Es bueno hacer un ejercicio de respiración que nos ayude a oxigenar, a eliminar tensión y aquietar la mente. Inspira contando de 5 a 15 o lo que puedas. Reten contando el mismo tiempo. Sacas el aire en el mismo tiempo de la inspiración. Repetir de 6 a 8 veces. Al terminar, dejar que la respiración se relaje, que se vuelva profunda, silenciosa y calmada.
  • Actitud: Es una actitud de reverencia al infinito, a la chispa de vida que hay dentro nuestro inalterable y siempre nueva. Es vivir el presente, aquí y ahora.

MEDITACIO còpia.jpg

Atención:

  • Atención enfocada en la respiración. Ojos cerrados enfocados en el centro de la frente. Observamos la respiración sin forzarla. Graduadamente percibimos diferente la respiración. Somos observadores de los pensamientos, de las sensaciones sin implicarnos. La mente se va  aquietando en la respiración. Nos damos cuenta de que somos de una naturaleza espiritual. Después de un mínimo de 15 minutos pasamos a la percepción.

Percepción:

  • Dejarnos fluir. Escuchamos la Presencia en nosotros. La paz y fruición serán progresivas.

Puedes apaciguar el movimiento de tus pensamientos?

La meditación y la disciplina mental pueden cambiar el modo de trabajar del cerebro. Así lo han comprobado los investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE UU) que desde 1992 realizan un estudio en colaboración con el actual Dalai Lama y otros monjes budistas muy experimentados en el arte de la meditación.

Los últimos resultados de este estudio, liderado por los neurocientíficos Antoine Lutz y Richard Davidson, han sido publicados en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'